Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Entrevistas a los galardonados en el IX Premio Internacional de Protocolo

JOSU ALBERDI AGUIRREBEITIA

Director de Comunicación y Protocolo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

Medalla al Mérito en Protocolo y Ceremonial

 

“El R.D. 2099/83 debe modificarse, tal y como se dijo en el VII Congreso Internacional de Protocolo”

 

 

Josu Alberdi ya tiene muchos años de bagaje, de experiencia. Domina no sólo el mundo del Protocolo, sino también el de la Comunicación. No en vano, su cargo es el de Director de Comunicación y Protocolo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Riguroso y trabajador, es un apasionado de la música y le encanta navegar a vela. Todo ello no le impide, en absoluto, dedicar su tiempo libre a la familia. Alberdi afirma que coincide con lo expresado en el VII Congreso Internacional de Protocolo en cuanto a la necesidad de modificar el Real Decreto 2099/1983.

 

- No todos los días se recibe una distinción, y menos en el mundo del protocolo. ¿Qué representa para usted esta Medalla al Mérito en Protocolo y Ceremonial?

- En primer lugar, un gran honor y naturalmente, un reconocimiento a mi persona y a la institución en la que desempeño mi labor, lo que supone un acicate más para el trabajo del día a día.

 

- ¿Cree que los políticos reconocen suficientemente la labor de los expertos en protocolo?

- En general, yo diría que no, pero en el caso del Alcalde de Vitoria-Gasteiz, no solamente lo reconoce, sino que lo apoya e impulsa de manera entusiasta, lo que me proporciona una gran seguridad y satisfacción en mi trabajo.

 

- De todos los actos en los que ha participado en su organización, ¿de cuál se siente más orgulloso?

- Me siento orgulloso de la mayoría de ellos y no en especial de alguno que por su importancia en cuanto a asistencia o representatividad se haya llevado a cabo.

 

- ¿Cree que el protocolo como profesión ha alcanzado el reconocimiento social y laboral que se merece?

- No, en absoluto. Mientras no esté avalado por un reconocimiento universitario o exista un Colegio Profesional, y no se conozca –sobre todo en las empresas privadas- la utilidad e importancia que el Protocolo tiene, habida cuenta del intrusismo existente, será difícil lograr ese objetivo. No obstante, es cierto que, en base a la labor que tanto la Escuela Internacional de Protocolo como la Asociación Española vienen  realizando, cada vez se conoce más y mejor el Protocolo, pero falta, precisamente, ese reconocimiento social y laboral, que sin duda, se conseguirá.

 

- Actualmente, ocupa el cargo de Director de Comunicación y Protocolo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. ¿Cómo describiría la relación entre el Protocolo y la Comunicación en el ámbito oficial?

- Yo siempre he considerado que el Protocolo es una herramienta fundamental integrada en el concepto global de la Comunicación. El Protocolo ayuda enormemente a que la Comunicación que, de acuerdo con el plan estratégico, se traslada a los ciudadanos, proporcione una mejor imagen de la institución. Por tanto, son conceptos y desarrollos que van íntimamente unidos.

 

- Además de dedicarse al protocolo local, ha asesorado a importantes empresas en materia de Protocolo. ¿Es tan diferente el protocolo oficial del empresarial como muchos se imaginan?

- No, la verdad es que la verdadera diferencia estriba en la importancia que el Protocolo tiene para la mayoría de las instituciones y en la falta de concepto y utilidad que del mismo tienen las empresas en general, excepción hecha de grandes empresas, multinacionales, etcétera, en las que no existe diferencia alguna, salvo las propias de cada entidad.

 

- Está usted preparando el II Congreso Nacional de Protocolo para Entidades Locales del próximo año. ¿Cómo considera que este tipo de reuniones aportan beneficios a la profesión y al trabajo diario en los ayuntamientos españoles?

- Efectivamente, estoy preparando el II Congreso Nacional para Entidades Locales y  espero poder llevarlo a cabo el próximo año. Teniendo en cuenta, sin embargo, la época electoral en la que nos encontramos, todo dependerá de los políticos. Contestando a su pregunta, considero que es en los Ayuntamientos, sobre todo, y en menor grado en las Diputaciones, donde se ejerce diariamente una actividad protocolaria, a veces frenética. Por ello, es necesario intercambiar opiniones sobre nuevos problemas que van surgiendo, cambios que se echan en falta, mejoras en cuanto al reconocimiento de la profesión, etcétera. Obviamente, no existe mejor fórmula que una convivencia congresual en la que la cercanía y el contraste de pareceres alimentan y mejoran notablemente el concepto y las diferentes aplicaciones del Protocolo.

 

- ¿Cree que es necesario un cambio legislativo en España en relación a la normativa actual en materia de Protocolo?

- Aunque reconozco que en España no es nada fácil introducir cambios legislativos, en materia de Protocolo, creo que se debe actualizar y, en consecuencia, cambiar muchas de las directrices que hoy nos exige la Ley. Coincido con la opinión generalizada, expresada en el pasado Congreso Internacional de Protocolo, celebrado en Zaragoza, en el que se solicitaba una reforma en profundidad.

 

- ¿Cuál cree que es, y será en un futuro próximo, el papel a desempeñar por la Asociación Española de Protocolo, de la cual usted es miembro de la Junta directiva?

- La Asociación tiene la obligación de aglutinar y liderar una profesión que debe de ser reconocida como merece. Asimismo, debe de ofrecer un servicio de consulta y asesoramiento para sus asociados, representando a éstos en las más altas instancias, a las que habrá de tener acceso directo, por la importancia que tiene como Asociación y por lo que representa.

 

- ¿Qué les diría a los jóvenes que quieren dedicarse a esta profesión?

- Que es una profesión apasionante, quizás algo estresante en algunos momentos, pero maravillosa, al menos para los que nos gusta lo que hacemos y, en lugar de trabajar, disfrutamos intensamente de este vicio confesable.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03