Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Entrevistas a los galardonados en el IX Premio Internacional de Protocolo

ELIANE UBILLÚS

Diretora para Assuntos do Executivo do CNCP (Comitê Nacional do Cerimonial Público de Brasil)

Medalla al Mérito en Protocolo y Ceremonial

 

“El protocolo español es, sin duda, el más perfecto de todos los que conozco”

 

 

Hablar de Eliane Ubillús es hablar del encanto personificado. Esta mujer entrañable, simpática y con tanta experiencia en el mundo del protocolo sentirá una gran emoción cuando el próximo jueves recoja la Medalla al Mérito en Protocolo y Ceremonial. Siempre con una sonrisa en la boca, Eliane Ubillús, disfruta especialmente recibiendo amigos en casa y viajando para conocer países y gentes. Y no deja de comunicarse con sus colegas a través del correo electrónico. También se siente profundamente feliz estando en su casa con su familia, su jardín y sus dos perros. Está convencida de que el protocolo que se practica en España es el mejor del mundo

 - ¿Qué representa para usted recibir una Medalla al Mérito en Protocolo dentro del IX Premio Internacional de Protocolo?

- El reconocimiento más amplio a nivel internacional, ya que en mi país recibí la máxima premiación en protocolo. Además, la medalla me fue concedida por colegas extranjeros del más alto nivel. De eso no me voy a olvidar jamás; se lo agradeceré eternamente, incluyendo al Coronel Jorge Salvati, que fue quien me propuso para esta distinción.

 

- A lo largo de su vida ya ha recibido bastantes reconocimientos. ¿Se siente satisfecha ya en cuanto a galardones, o cree que aún te falta alguno por recibir?

- Es verdad. Recibí muchos reconocimientos, y entre ellos están el “Premio Cerimonial Brasil – 2005”, el “Premio Mérito do Cerimonial”, ambos del CNCP y el Título de Ciudana Jordanense”, por la Câmara Municipal de Campos do Jordão, pero aceptaré con orgullo los próximos que puedan venir.

 

-El día 22 de marzo estará en España, un país que visita con mucha frecuencia. ¿Qué opina del protocolo que se desarrolla en este país?

- Para mí, sin duda, es el más perfecto que conozco, pues une las reglas protocolares a la atención de todos, a lo que hay que añadir su elegancia y su requinte sin las ostentaciones tan comunes en otros protocolos. Es un protocolo actual que camina con el avance del mundo y todo en la dosis exacta.   

 

- ¿Cómo está considerada la profesión de protocolo en su país, en Brasil?

- Muy bien, aunque todavía sea una actividad y una no profesión. Los alcaldes, las cámaras legislativas y los empresarios buscan crear cada día más sus departamentos de protocolo porque se dan cuenta de que es importante para sus administraciones. Hasta hace poco, el protocolo era cosa apenas de embajadores y presidentes de la república.

 

 

- ¿Cree que es necesario (e incluso urgente) unificar criterios en materia de protocolo entre todos los países o se puede trabajar sin esta unificación?

- Pienso que la unificación de criterios facilitaría el trabajo del protocolo internacional, pero hay sistemas que no se pueden cambiar en función de los usos y costumbres. Más urgente es que todos los que actúan en el área del protocolo puedan capacitarse para conocer los varios protocolos que existen en el mundo. La verdad es que muchos conocen apenas lo que hacen en su día a día y eso ya no es más aceptable.

 

- Es usted vicepresidenta de la OICP. ¿Cuál es la gran labor que está desarrollando esta Organización en favor del protocolo y el ceremonial?

- La posibilidad de que las personas se conozcan y puedan acceder al protocolo de otros países mucho más de cerca es algo fascinante. Además esta relación tan próxima entre los colegas nos lleva a intercambiar experiencias que son extremamente fructíferas. Estamos todos los días motivando a los colegas que trabajan sin respaldo en este sentido a unirse a una asociación en sus países y eso es el punto de partida para estar en la OICP. Las asociaciones organizan congresos y eso lleva más cultura protocolaria a cada uno de los que trabajan en la actividad. Con eso el desarrollo es grande.

 

- ¿Cómo valora su trabajo en el Comité Nacional de Ceremonial Público de Brasil (CNCP)? ¿Cuánto tiempo lleva en este Comité?  ¿Qué cargo ocupa actualmente? ¿Y cuál ha sido su principal aportación al mismo?

- El CNCP es la familia del ceremonial brasilero. Estoy en este colectivo desde hace trece años. Actualmente, soy Directora para Asuntos del Ejecutivo y miembro de las Accesorias de Asuntos Internacionales y de Estudios y Pesquisas.

 

- ¿Cree que los jóvenes tienen fácil acceder a la profesión de protocolo? ¿Existen suficientes centros de formación para los mismos?

- Los jóvenes están buscando cada vez más acceder a la profesión pero hay que exigir que estudien y que se capaciten. Ya se fue el tiempo en el que ser jefe de protocolo consistía poco más que ser de los “amigos del poder”. Ya no hay espacio para eso. Los centros de formación son pocos en todos los países que tengo conocimiento. Tan sólo España está muy bien servida de esta capacitación ya que tiene la Escuela Internacional de Protocolo en todo el país.

 

- El pasado mes de noviembre asistió al VII Congreso Internacional de Protocolo. ¿Cuál fue la principal conclusión que sacó del mismo?

- Mi conclusión es que cada día tenemos que buscar más capacitación. Cuanto más se estudia mas debemos seguir estudiando. Además, el Congreso fue un espectáculo de profesionalidad.

 

- ¿Cómo empezó usted en el mundo del protocolo y a qué aspira dentro de él?

- Empecé en el protocolo social, o sea, matrimonios y fiestas. Luego pasé al protocolo oficial en donde sigo después de 23 años. Vamos, que llevo 33 años en la actividad. Mi aspiración es que el protocolo pueda ser la gran herramienta para la convivencia pacífica entre los pueblos de todo el mundo. Está claro que facilita las relaciones entre los humanos, pero eso tiene que crecer todos los días en el planeta siempre con total y absoluta profesionalidad.

 

¿En qué o en quién pensará el próximo día 22 cuando le impongan la medalla?

- Pensaré en todos mis colegas del CNCP y de la OICP y con ellos quiero compartir la Medalla, pero sin olvidar que el comienzo de todo fue el primero encuentro que tuve con Carlos Fuente en Valencia, durante el III Congreso Internacional de Protocolo. En esta ocasión,  jamás imaginaria llegar a estar al lado de colegas tan importantes. Todo era muy distante para mí. Creo ser importante registrar el agradecimiento a mi familia que tanto me ayuda e incentiva.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03