Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

La foto

Estrategia protocolaria para la bandera

- Banderas en diagonal, una forma de ordenación de las enseñas que se va implantando paulatinamente en las más altas instituciones de los estados

 

 [septiembre de 2007]

 

Observe esa fotografía. ¿Nota algún elemento extraño? ¿Están colocadas de forma correcta las banderas? Reproducimos a continuación un texto extraído del libro "Protocolo para eventos", cuyo autor es Carlos Fuente, Presidente de la Escuela Internacional de Protocolo, y que será publicado a finales de este mes por Ediciones Protocolo.

 

Banderas en diagonal (con respecto a la presidencia)

Es esta una nueva técnica que se va implantando paulatinamente en las más altas instituciones de los estados. Se trata de ordenar banderas de forma oblicua con respecto a la presidencia, así dispuestas para favorecer más a la primera bandera. Más que una técnica protocolaria obedece a una estrategia ante los medios de comunicación, de tal forma que se da prioridad a la bandera principal, pero sin alterar el orden de precedencias del resto. Se recurre más a esta solución cuando se trata de una presidencia con atril al que concurre una sola persona o varias consecutivamente (nunca al mismo tiempo). También puede utilizarse cuando son dos las personas que están en la presidencia, pero cada una en su atril, como puede ser por ejemplo una conferencia de prensa conjunta entre dos jefes de Estado. En este caso se ordenan de forma lineal comenzando por la más próxima a la presidencia. Veamos diferentes opciones:

            Es una técnica que por ejemplo se utiliza en Francia, en determinadas comparecencias del Presidente de la República. En las imágenes que se reproducen más abajo puede observarse al Presidente Sarkozy y Chirac en sendas recepciones al Cuerpo Diplomático en el Eliseo, utilizaron esta fórmula. Situaban en primer lugar la enseña francesa y a continuación la europea, pero unos centímetros más atrás, en alineamiento oblicuo, de tal forma que mirando de frente la nacional no tapara la continental. Con esta solución pretendían sus responsables de protocolo que cualquier ángulo que eligieran los medios gráficos nunca quedase fuera la francesa. Aquí vemos las imágenes:

 

              De haber dispuesto los mástiles a la misma altura, al tener precedencia el mástil derecho, dejaría la europea más cerca del atril, en consecuencia, más próximo al primer mandatario galo. Vemos en el siguiente puzzle de imágenes cómo cualquier posible encuadre fotográfico obliga a salir al menos algo de la bandera francesa, cosa que si hubiera sido al revés quien se hubiera favorecido sería la europea y en un acto específicamente francés no tendría sentido:

 

Lo que no se podría hacer es lo que se muestra  en la foto siguiente, en una comparecencia de la vicepresidenta española, ya que en este caso al estar las dos banderas a la misma altura la precedencia la marca la derecha entre ellas. En ese caso, la española y la europea deberían haber invertido su posición, pues al ser pocas banderas no puede considerarse ordenación lineal, salvo que al otro lado de la presidencia hubiera otro juego de banderas:

             Sin embargo, este problema de querer situar junto a la persona que preside la bandera de su país y no la de Europa, la solución francesa hubiera sido mejor solución. Estos detalles no pasan desapercibidos para los medios de comunicación, especialmente cuando existen sensibilidades al respecto. Así el diario ABC, en su edición de 10 de septiembre, se hace eco de la circunstancia, como se muestra en el recorte siguiente:

            Es evidente que los argumentos partidistas que ofrece el periódico español, de tendencia contraria al Gobierno, no son correctos técnicamente, pero se hace del cambio de posición de las banderas una evidente lectura política. De cualquier forma podemos entender que la vicepresidenta haya tomado esa decisión para que la enseña de su país quede a su lado y salga en la foto, pero técnicamente es incorrecto. De esta forma si el periodista entendiera sobre protocolo haría seguramente mención al hecho de que la bandera nacional ha sido desplazada un puesto. La opción en diagonal o sencillamente prescindir de la Europea o pasarla a la izquierda produciría los mismos resultados y no habría incumplimiento de la regla, tal y como muestra el gráfico siguiente:

 

 Sección

La foto

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03