Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Dos mil cabeceras de periódicos accesibles a través de internet

- La Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, dependiente del Ministerio de Cultura, ha puesto al servicio de los ciudadanos más de cuatro millones de páginas de publicaciones editadas en España desde 1777 hasta 2005

 

 [3 de marzo de 2009]

 

Dos mil cabeceras de periódicos editados en todo el Estado Español desde 1777 hasta el año 2005, y que suponen cuatro millones trescientas mil páginas, se encuentran accesibles a todos los ciudadanos a través de un clic en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. A través de la página http://prensahistorica.mcu.es, el Ministerio de Cultura ha puesto al servicio de todos los fondos que se conservan en las Bibliotecas Públicas del Estado así como en otras entidades con las que se han firmado acuerdos, como el Ateneo de Barcelona, de Madrid, la Fundación de Investigadores Marxistas, ayuntamientos y universidades y con periódicos con los que se ha convenido poner en línea la serie histórica de su publicación.

La Biblioteca Virtual de Prensa Histórica es resultado de un proceso de digitalización cooperativa del Ministerio, las Comunidades Autónomas y otras instituciones de la memoria, con el que se pretende, simultáneamente, preservar y hacer accesibles unos materiales bibliográficos que se caracterizan por ser ejemplares únicos y, por lo tanto, de difícil acceso.

La Biblioteca ha sido presentada por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, en un acto en el que también participaron el presidente de esta asociación, Fernando González Urbaneja, y de la Asociación de la Prensa de A Coruña, Manuel González Menéndez, que ha aportado importantes cabeceras de prensa gallegas como el Orzán, El Noroeste, La Coruña moderna o La Hoja del Lunes de La Coruña. Este es uno de los principales proyectos de digitalización que se han realizado en España y tiene a nivel internacional un peso considerable, tanto por su volumen- al que en Europa solo se acerca Austria con casi tres millones de páginas- como por sus funcionalidades.

En esta base de datos se encuentran representadas quince Comunidades Autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, La Rioja, Madrid, País Vasco y Región de Murcia), 45 provincias y 140 localidades, y el ministerio tiene previsto ir incluyendo progresivamente colecciones de las Comunidades Autónomas y provincias que aún no están representadas en la base de datos.

El objetivo del proyecto es, por una parte, preservar unos materiales bibliográficos que, por la propia naturaleza del soporte y por su utilización por parte de investigadores y público, se encuentran y se encontrarán en grave peligro de desaparición y, por otra, difundir de la manera más amplia posible unos recursos informativos muy solicitados. Las colecciones y los ejemplares de las publicaciones periódicas alcanzan en muchas ocasiones varias decenas de años, manteniéndose líneas de publicación que superan el medio siglo continuado. Se ha llevado a cabo una catalogación exhaustiva, hoja por hoja, de periódicos que se han mantenido en circulación durante 20, 30 o 40 años seguidos indicando todas las incidencias que se han podido producir y que el proceso de digitalización refleja.

César Antonio Molina recordó que la publicación más antigua de las digitalizadas es "La Pensatriz salmantina", de 1777, una de las dos únicas publicaciones periódicas aparecidas en el siglo XVIII destinadas a las mujeres, y afirmó que entre las colecciones destaca la de la prensa clandestina con casi 90.000 páginas del archivo hemerográfico del Partido Comunista de España.

La Biblioteca Virtual constituye una importante aportación española al proyecto Europeana, la biblioteca digital europea, y su consulta se puede realizar en cualquiera de las lenguas del Estado así como en inglés. Este modo de rescatar y difundir nuestro patrimonio cultural, en este caso periodístico, "es un modo de democratizar estos saberes, de difícil acceso; de ponerlos al servicio del ciudadano rescatando la historia más próxima, la más epidérmica, la que todos los días cuentan ustedes, los periodistas, en una palabra el alma de la historia, como decía Miguel de Unamuno, la intrahistoria", señaló el ministro, para quien, sin embargo, "no hay nada como tocar los periódicos". (EFE)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03