Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

El Jefe de Protocolo de la Casa Blanca

- Dependiente directamente de la Secretaria de Estado, la oficina del máximo responsable protocolario de la presidencia norteamericana se divide en varios departamentos, que gestionan una gran cantidad de competencias

 

 [mayo de 2009]

 

Estados Unidos es una de las naciones más activas en cuanto a relaciones internacionales, y la complicada estructura federativa del Estado convierte a la Casa Blanca, sede de la presidencia, en un hervidero de actividad continua. En medio de esa frenética actividad, en la estructura gubernamental se encuentra la Oficina del Jefe de Protocolo de la Casa Blanca. Ésta depende directamente de la Secretaría de Estado y se divide en varios departamentos: Visitas, Ceremonias, Blair House (casa de invitados, como puede ser en España el Palacio del Pardo), Asuntos diplomáticos, Gerencia y Unidad de Regalos.

El Departamento de Estado designó por primera vez un oficial de protocolo a tiempo completo en 1916, y la oficina del Jefe de Protocolo se estableció el 4 de febrero de 1928. En 1946, el presidente comisionó al jefe de protocolo del Departamento de Estado a llevar el título "Jefe de Protocolo de la Casa Blanca". Desde 1961, el jefe de protocolo estadounidense tiene rango de Embajador, y el candidato del presidente debe ser confirmado por el Senado.

En la actualidad, la jefa de protocolo en funciones es Gladys Boluda, quien sustituyó el pasado mes de enero a Nancy Brnkier, sin que todavía se haya confirmado su cargo. Entre sus competencias están las siguientes tareas:

  1. Planear y ejecutar los programas detallados para los líderes extranjeros que visitan al presidente y acompañarlos durante su recorrido oficial en los Estados Unidos, incluyendo su encuentro con el presidente en la Casa Blanca.

  2. Acompañar al presidente en todas las visitas oficiales al exterior; planeamiento coordinado con la oficina de avance de la casa blanca, el personal de la primera dama y los funcionarios del país anfitrión.

  3. Tomar las medidas y acompañar a las delegaciones nombradas por el presidente para representarlo en las inauguraciones, los entierros, las bodas, las celebraciones del Día de Independencia, y las ceremonias similares en el exterior.

  4. Certificar y pagar los costes de las actividades preparatorias y de las otras actividades diplomáticas autorizadas por Congreso.

  5. Supervisar la acreditación de embajadores extranjeros y organizar la presentación de sus credenciales al Presidente y a la Secretaria de Estado.

  6. Actuar como representante personal del Presidente y de enlace con los jefes de misiones diplomáticas en Washington, y representar al gobierno de Estados Unidos en los acontecimientos diplomáticos.

  7. Acreditar a funcionarios diplomáticos asignados a Washington, a las Naciones Unidas, y a la Organización de Estados Americanos. Registrar al resto de los empleados de estas embajadas y organizaciones internacionales.

  8. Coordinar la hospitalidad oficial de la Secretaria de Estado, especialmente los acontecimientos en los Salones de Recepciones Diplomáticas del Departamento del Estado.

  9. Administrar los juramentos a los embajadores de Estados Unidos y a otros funcionarios del departamento del estado y organizar ceremonias de juramento de cargos.

  10. Organizar las ceremonias de firmas de tratados.

  11. Planear y ejecutar los actos oficiales del Presidente y la Secretaria de Estado en la Asamblea General de Naciones Unidas.

  12. Sugerir los regalos oficiales que entregarán el presidente, vice presidente, y Secretaria del Estado y sus esposos y esposas; y seleccionar, comprar, entregar, y mantener los expedientes de los regalos para el informe anual al congreso.

  13. Coordinar los encuentros con la prensa extranjera que acompaña a los dignatarios que visitan los Estados Unidos.

  14. Recibir al cuerpo diplomático en ciertos acontecimientos públicos, tales como sesiones conjuntas del congreso, las inauguraciones, los entierros de estado, las ceremonias, las convenciones democráticas y republicanas, y ayudar a planear dichos acontecimientos.

  15. Dirigir Blair House, la casa de invitados del Presidente para los líderes extranjeros.

  16. Publicar la lista diplomática y la lista de oficinas consulares extranjeras en los Estados Unidos.

  17. Determinar la elegibilidad de los funcionarios diplomáticos y consulares para los privilegios y las inmunidades; aconsejar a las autoridades estatales y locales.

  18. Servir como la oficina de acción para los conflictos resultantes de inmunidades diplomáticas y consulares.

  19. Acordar las costumbres y otras “cortesías de puerto” para las visitas a funcionarios extranjeros.

  20. Ayudar a las nuevas misiones diplomáticas a instalar sus embajadas.

  21. Mantener y poner al día la lista de precedencias de los Estados Unidos.

(AULADEPROTOCOLO - Fuente oritinal- Foto: David Salomon)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03