Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Santander celebra el Día de las Fuerzas Armadas

- Aunque en esta edición no hubo desfile terrestre, si tuvo lugar el homenaje a la bandera y a los caídos, con la presencia de los Reyes, se realizó un ejercicio de exhibición aeronaval en la playa del Sardinero y se llevó a cabo un gran acto en el que más de 340 personas juraron bandera, entre los que se encontraba el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el golfista Severiano Ballesteros

 

 [1 de junio de 2009]

 

Los Reyes han presidido hoy un homenaje a la bandera y a los caídos en el acto central que ha puesto punto y final a la celebración del Día de las Fuerzas Armadas este fin de semana en Santander, que este año no ha contado con el tradicional desfile debido a la crisis económica.

En cualquier caso, la fiesta no ha deslucido. El sábado 100.000 personas pudieron disfrutar de unas exhibiciones aeronavales en la playa de El Sardinero, con la presencia siempre espectacular de los helicópteros. Unos mil militares simularon un desembarco y rescate de rehenes.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, junto a los máximos jefes de la cúpula militar y las principales autoridades de Cantabria, han acompañado a Don Juan Carlos y Doña Sofía en el homenaje castrense celebrado en el Parque de las Llamas de Santander, bajo la mirada de miles de personas.

Más de 270 militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil han participado en el acto, que ha comenzado con la llegada, a las 12:00 horas, de los Reyes, que han sido recibidos con aplausos del público. Tras recibir los honores militares, Don Juan Carlos ha pasado revista a la Fuerza y ha saludado, acompañado por Doña Sofía, a las autoridades civiles y militares presentes y ha comenzado el solemne acto de izado de bandera.

El momento más espectacular del acto lo ha protagonizado la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (PAPEA), que ha realizado un salto de precisión en uno de los lanzamientos más complicados de los realizados en los últimos años.  Tres saltadores de la Patrulla tomaron tierra sobre una plataforma de madera de dimensiones reducidas, de prácticamente el mismo tamaño que la bandera que portará el último de ellos. Para terminar, la Patrulla Águila, una de las más aclamadas del ejército, ha puesto el broche final con una exhibición aérea.

El Rey ha agradecido a la ciudad de Santander su acogida al Día de las Fuerzas Armadas durante la recepción oficial ofrecida por Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Palacio de la Magdalena de la capital cántabra, tras el acto de homenaje a la bandera y a los caídos. Más de medio millar de autoridades civiles y militares han asistido a la recepción, a la que han acudido también la ministra de Defensa, Carme Chacón, la cúpula militar al completo y las máximas autoridades civiles de Cantabria.

Los Reyes han departido de forma distendida durante más de una hora con los asistentes. En su brindis, la ministra ha destacado el "honor y valor" de las Fuerzas Armadas y ha recalcado su trabajo durante todos los días del año, aunque hoy es "un día especial". Ha recordado a los ausentes y a los que trabajan en misiones tanto nacionales como en el extranjero. También ha afirmado que Santander y Cantabria se han volcado en esta celebración, al igual que sus máximas autoridades políticas.

A la recepción oficial han acudido el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, los jefes de Estado Mayor de Tierra, general Fulgencio Coll, de la Armada, almirante general Manuel Rebollo, y del Aire, general José Jiménez, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, y el director general de la Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez. También el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio.

Aunque la mayor parte de los actos institucionales se celebraron el domingo, la ciudad ha acogido una serie de eventos durante todo el fin de semana. De hecho, el día anterior unas 340 personas juraron bandera en el Paseo de Pereda de la capital cántabra. 

El golfista Severiano Ballesteros y el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla, juraron bandera, en un acto militar presidido por la ministra de Defensa, Carme Chacón, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas que se celebra este fin de semana en Santander. Este acto contó además con la presencia de los máximos jefes de la cúpula militar, encabazados por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez.

A las 18:00 horas unas miles de personas se concentraron en el Paseo de Pereda de la capital cántabra, donde han podido observar cómo 340 civiles besaban, uno a uno, la bandera de España como juramento de fidelidad a la enseña nacional. El momento más emotivo lo ha protagonizado Severiano Ballesteros, que, a pesar de su estado de salud, se ha acercado a la bandera acompañado por su hermano Baldomero. Ballesteros, con quien la ministra ha charlado previamente, ha declarado a los periodistas que para él supone un "honor y orgullo" participar en este acto y ha opinado que el Paseo de Pereda debería estar engalanado con la enseña nacional "todos los días".

El presidente cántabro juraba bandera por quinta vez y, según ha explicado posteriormente a los periodistas, confesó sentir emoción y ha asegurado que es "radical" cuando se habla de España, sus símbolos y la defensa del Ejército. Revilla destacó la importancia que tiene para Cantabria que los actos del Día de las Fuerzas Armadas se celebren en Santander por el "tirón publicitario", que contribuye a uno de los objetivos que se ha marcado como presidente: "globalizar" la región y ponerla en el mapa del mundo.

Del total de civiles que han jurado bandera, 90 son mujeres y la de mayor edad ha sido Agustín Vicente González, de 96 años. También lo ha hecho todo el equipo de Gobierno del ayuntamiento de Santander, con su alcalde a la cabeza, Íñigo de la Serna. Para el acto castrense han formado tres secciones, una de cada una de los tres Ejercitos: la unidad de Garellano (Bilbao) de Tierra, escuadrilla de honores del Cuartel General del Aire y de la Escuela de Ferrol de la Armada, cada una con su bandera y escolta.

En su alocución, el coronel jefe del Grupo de Seguridad del Ejercito del Aire, Andrés Dolón, ha recordado que la bandera y el himno merecen el máximo respeto como símbolos de la Nación, como así lo recoge la Constitución. Ha señalado que la bandera no es patrimonio exclusivo de los militares sino de todos los españoles y ha recordado a los soldados fallecidos en acto de servicio. (EFE / REDACCIÓN EIP - Foto: EFE / Alberto Aja)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03