Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

El joven que fue acusado de ultraje a la bandera por cambiar la enseña nacional por la republicana irá a la cárcel

- El juez lo condenó a una multa de 4.000 euros, pero al negarse a pagarla tendrá que enfrentarse a 105 días de privación de libertad

 

 [8 de septiembre de 2009]

 

El joven condenado por escalar la fachada de un edificio público de Madrid y arrió la bandera de España para izar la republicana durante una manifestación en 2006, Jaume d'Urgell, ha dicho hoy que "vale la pena" ir a la cárcel si "algo de todo esto llega a la opinión pública". El joven catalán, que fue condenado a pagar una multa de 4.000 euros por un delito de injurias a España, se negará a pagarla el próximo jueves ante el Juzgado de Ejecución Penal número 7 de Madrid, a donde acudirá para proceder al cumplimiento de la sentencia, aunque esto le puede llevar a ingresar 105 días en prisión.

El joven ha explicado que el 14 de mayo de 2006, durante una manifestación para reivindicar el derecho a una vivienda digna y un empleo de calidad, escaló la fachada que aloja los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo en la Gran Vía y sustituyó la bandera constitucional por la republicana para "poner de relieve que un conjunto de ciudadanos está descontento de cómo están las cosas". La Fiscalía pidió un año de cárcel por un delito de desórdenes públicos, del que finalmente fue absuelto en la sentencia dictada el 25 de enero de 2008, ya que el magistrado del Juzgado de lo Penal número 5 de Madrid consideró que se trató de un "acto de desobediencia pacífica".

Sin embargo, D'Urgell sí fue condenado por un delito de injurias a España a pagar siete meses de multa con una cuota diaria de seis euros. El joven ha asegurado que en ningún momento tuvo voluntad de insultar a su país: "Todo lo contrario", ha dicho, "hice lo que hice para dignificarlo porque no vendría mal un poco más de democracia".

"Los símbolos están para ser utilizados y hacerlo con un objeto crítico no significa ir en menoscabo a la honorabilidad del país", ha señalado D'Urgell, que ha calificado de "perfectamente pertinente" reemplazar un símbolo en un edificio público para cuestionar un sistema político. El joven ha explicado que si el juez le propone conmutar la multa por servicios a la comunidad no aceptará porque "servicios a la comunidad es lo que estaba haciendo cuando cambié la bandera". (EFE)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03