Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

La conferencia que tuvo lugar en el Aula Magna de la Escuela Internacional de Protocolo de Madrid, estuvo organizada por los alumnos de primer curso de esta institución

 

"La etiqueta en Japón es una expresión del corazón, su objetivo es facilitar las relaciones"

 - La Agregada Cultural de la Embajada japonesa, Tomoko Nakada, ilustró a los estudiantes de la EIP sobre las normas del protocolo japonés, su arraigo en la tradición y su evolución en los últimos años, dejando atrás muchos tópicos

 

 [1 de febrero de 2006]

 

Tomoko Nakada (izq.) y Paloma Bermejo, profesora impulsora del actoLa Agregada Cultural de la Embajada de Japón en España, Tomoko Nakada dictó el pasado 31 de enero una conferencia magistral en la Escuela Internacional de Protocolo de Madrid sobre el protocolo japonés, su trasfondo tradicional y su evolución en los últimos años. Organizado por los alumnos de primer curso de esta institución -bajo la dirección de una de sus profesoras, Paloma Bermejo-, el acto se desarrolló en el Aula Magna de la EIP madrileña y contó con la asistencia de gran número de alumnos y profesores de la misma.

Tomoko Nakada lleva muchos años en España, hecho que evidencia su perfecto conocimiento del español y de un modo ameno y sencillo ilustró a propios y extraños en el conocimiento del protocolo y los usos sociales de su país de origen, un protocolo muy arraigado en las tradiciones, con un fuerte componente espiritual pero sobre el que pesan muchos tópicos, algunos de los cuales, Tomoko Nakada se encargó de desmentir.

Para Nakada, la etiqueta y los modales están muy diferenciados en Japón -algo que no ocurre en los países occidentales- ya que en oriente hay unos usos concretos según el tiempo, el lugar o la ocasión en la que se deban aplicarse. Así, para los japoneses, la etiqueta es un modo "para facilitar las relaciones entre las personas y no incomodar al otro", según Nakada, se podría decir que es "una expresión del corazón", un modo de expresar nuestros sentimientos.

Ayudándose de varios videos ilustrativos, Tomoko Nakada repasó los usos y costumbres de cortesía más comunes en su país. Abarcó desde el necesario conocimiento de la reverencia (su uso es constante, tanto en ámbitos familiares como profesionales, y viene a sustituir a nuestros apretones de manos o abrazos, prácticamente inexistentes en Japón) imprescindible en Japón, ya que todo "comienza y acaba con una reverencia" hasta la disposición de una mesa -en las ocasiones más formales- o el modo más adecuado de comer.

El ritual del saludo, la llegada de un invitado y el desarrollo de una visita, el complejo trasfondo de la entrega de regalos (que son considerados una forma de bendición) o el uso -generalizado y masivo- de las tarjetas de visita, de felicitación, de condolencias... y un largo etcétera, fueron algunos de los argumentos de la conferencia.

En cualquier acto de la vida japonesa las creencias religiosas y la milenaria tradición han ejercido -y ejercen- una clara influencia. Muchos de los ceremoniales diarios tienen connotaciones espirituales y en gran medida suelen conllevar algún tipo de agradecimiento. Sin embargo, también es cierto que Japón goza de una cultura muy abierta a influencias externas y toma de la cultura occidental muchos usos y costumbres -ya patentes en muchos aspectos de la sociedad-, dejando así fuera de juego muchos de los tópicos que generalmente les rodean. Si bien es cierto que es necesario respetar ciertas reglas para evitar choques culturales demasiado fuertes, actuar con naturalidad, respeto y agradecimiento (intentando siempre no usar un "no" rotundo como respuesta -ya que para ellos esto es inadmisible-) suele servir como guía para llevar cualquier tipo de relación a buen término.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03