Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

PREMIO INTERNACIONAL DE PROTOCOLO A LA INVESTIGACIÓN EN ESTA DISCIPLINA

Laia Pla Boscá, licenciada en Historia del Arte y alumna de la EIP de Valencia

 

Laia Pla: "Llegué al mundo del protocolo pensando que era una ciencia complementaria, hoy veo que es una profesión con futuro"

 - El jurado de la VIII edición de este galardón ha premiado su trabajo titulado 'Implantación de la Gestión de Calidad en la organización de actos' por su carácter innovador y por su utilidad a la hora de aplicarlo a la realización de todo tipo de eventos

 

 [7 de febrero de 2006]

El jurado del VIII Premio Internacional de Protocolo acordó conceder el galardón al mejor trabajo de investigación a Laia Pla Boscá, por su estudio titulado ‘Implantación de la Gestión de Calidad en la organización de actos’. Los miembros del jurado consideraron como razones para la concesión del mismo “las innovaciones que aporta” y su utilidad a la hora de poder aplicarlo a la realización de todo tipo de eventos. Igualmente, los miembros calificadores valoraron el “meritorio trabajo investigador y de recopilación”. 

Laia Pla, licenciada en Historia del Arte y estudiante de segundo curso de Protocolo y Relaciones Institucionales de la Escuela Internacional de Protocolo de Valencia, entró en el mundo del protocolo casi por casualidad, considerándolo únicamente como un complemento a su formación turística y hoy forma ya parte de ese grupo de profesionales que ven “con buenos ojos” el futuro de la profesión.  

P. Laia, ¿qué te movió a elegir un tema tan innovador? 

R. Antes de ocupar el puesto que ocupo hoy, he desarrollado mi labor profesional en el campo de la cultura y el turismo, concretamente en la Cámara de Turismo valenciana especializada en la gestión de calidad. Siempre había trabajado en la aplicación de esta ciencia en el turismo, y cuando comencé a estudiar protocolo, pensé en que también era aplicable a este ámbito. Además, me parecía un tema novedoso y atractivo. Sin embargo, lo que me impulsó definitivamente a elaborar este trabajo fue leer el manual de Gerardo Correas, que una de sus partes, abordaba esta cuestión: cómo llegar a una gestión protocolaria de calidad.  

P. Es un trabajo extenso, una vez reposado, ¿qué crees tú que aporta a quien lo lee? ¿Cuáles son sus principales novedades? 

R. He intentado hacer un compendio del protocolo en la empresa, de su evolución y desarrollo hasta el momento actual, pero sin abandonar en ningún momento la idea de novedad. Además quería hacer algo práctico, no simplemente un manual teórico más, sino profundizar en los aspectos más aplicables.  

P. Tu trabajo está como dividido en dos partes bien diferenciadas… 

R. Sí, eso es. Existen dos partes, si bien, la práctica es mucho más amplia.  

P. El jurado ha destacado, precisamente, su carácter práctico. Para aquéllos que desconocen de qué se trata, ¿por qué este trabajo puede mejorar la organización de un evento? ¿Qué problemas prácticos resuelve? 

R. He aportado registros de trabajo, plantillas de realización de documentos, he detallado los recursos materiales mínimos necesarios para la ejecución de cualquier evento, cómo debe estar organizado un departamento de protocolo para que de su máximo rendimiento o incluso cómo debe realizarse la división de tareas, etc.

He intentado sobre todos ser realista y realizar un trabajo que fuera aplicable a departamentos de protocolo de cualquier tamaño, desde los compuestos por una sola persona hasta los que cuentan con abundante personal.

P. ¿Cómo llega una licenciada en Historia del Arte a adentrarse en el mundo del protocolo?

R. Mi historia es un poco particular y al mundo profesional del protocolo he llegado como quien dice, hace nada, ya que llevo apenas unos días trabajando en presidencia de la Generalitat valenciana. Mi periplo profesional comenzó en la Consellería de Cultura, como guía de Museos, después, un concurso de méritos me llevó a trabajar al Ayuntamiento de Gandía y desde allí a Madrid, donde realicé un Master en Gestión de Calidad.

Mi especialización me facilitó la entrada laboral en la Cámara de Turismo, en la que empecé a sentir la necesidad de saber más de protocolo, ya que organizábamos algunos actos. Así que para mí, al comienzo, el protocolo no fue más que un complemento necesario.

P. Y ahora, una vez que ya has podido vislumbrar la realidad de esta profesión, ¿ves perspectivas de futuro?

R. Sí, las perspectivas de futuro son indudables. El campo de trabajo del protocolo va progresivamente ampliando sus límites y eso garantiza su continuidad. A fin de cuentas, esta profesión todavía está arrancando, hasta ahora –y aún hoy- muchos puestos están ocupados por profesionales de otras ramas. Es verdad que somos pocos, pero los profesionales del protocolo son cada vez más necesarios tanto en ámbitos públicos como privados.

P. ¿Cómo valoras la concesión del Premio Internacional de Protocolo? Porque compartes palmarés con consagrados profesionales en la materia, muchos de los cuales son también valencianos…

R. Para mí es un honor. Cuando lo supe no me lo podía creer, y ya no sólo por el premio en sí, sino porque cuando supe quienes componían el jurado, personas tan consagradas y especialistas tan importantes del mundo del protocolo, me pareció imposible que mi trabajo pudiera interesarles tanto. Me alegro de haber sido capaz de transmitirles correctamente mi idea. Además, estoy muy orgullosa, porque los demás premiados tienen un gran nivel.

 

 

VER MÁS TITULARES

 
   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03