Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

El primer ministro, Junichiro Koizumi, retira su plan tras la presión de los sectores más conservadores

 

El gobierno japonés detiene la reforma de la Ley de Sucesión

 - El embarazo de la princesa Kiko, esposa del hijo menor del emperador, que podría dar a luz un varón, ha sido el detonante para la toma de esta decisión

 

 [10 de febrero de 2006]

 

La princesa Kiko podría convertirse en la madre de un futuro emperadorEl anuncio el pasado martes del embarazo de la princesa Kiko, esposa del hijo menor del emperador, Akishino, desató toda una oleada de comentarios acerca del efecto que éste podía tener sobre la posible entrada en la línea sucesoria de la pequeña Aiko, única hija del príncipe heredero, Naruhito. Pese a las declaraciones iniciales del primer ministro Koizumi afirmando su intención de seguir adelante con la reforma de la Ley de Sucesión antes del final de la legislatura, éste ha visto hoy como el punto estrella de su programa electoral se venía abajo.

Este embarazo, que da alas a las pretensiones de los sectores contrarios a la reforma, ha sido el detonante para que el gobierno japonés haya detenido oficialmente el proceso de reforma de la ley que impide a las mujeres acceder al Trono del Crisantemo, accediendo así a la presión de los más conservadores. El anuncio lo ha hecho público el ministro portavoz, Shinzo Abe, que confirmó así que el proyecto de reforma no se presentará al Parlamento antes del final de la sesión legislativa -en junio-. Si en otoño, la princesa Kiko no diera a luz un varón, esta reforma quizás debería replantearse, pero para entonces, Koizumi ya no se encontrará en el poder y dado que sus posibles sucesores se han manifestado contrarios a la misma, no es probable que esta discusión se retome a corto plazo.

La lucha de los conservadores por evitar la reforma había incluso motivado el planteamiento de retomar de nuevo el sistema de concubinas vigente antes de la Segunda Guerra Mundial o incluso buscar una alternativa entre los varones nacidos en el seno de las antiguas familias nobles, emparentadas con la Familia Real, que en el pasado tenían derecho a entrar en la línea de sucesión monárquica.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03