Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Los cambios pueden afectar a un tercio de los más de 6.400 diplomáticos de carrera con que cuenta el Departamento de Estado

 

La plantilla diplomática estadounidense se enfrenta a una profunda reforma 'abanderada' por Condoleezza Rice

 - Destinos en lugares peligrosos, dominio de al menos dos idiomas extranjeros y mayor diversidad racial son algunas de las exigencias que deberán cumplir los miembros del servicio exterior del gigante americano

 

 [14 de febrero de 2006]

 

Condoleezza Rice, secretaria de Estado e impulsora de la reformaCondoleezza Rice es la principal 'abanderada' de una profunda reforma que afectará a la totalidad de los diplomáticos de carrera estadounidenses. Según publica hoy el diario ABC, la secretaria de Estado pretende despojar al servicio exterior de Estados Unidos de lo que ella define como "eurocentrismo" y reubicar en los próximos meses de verano a más de un centenar de diplomáticos que pasarán a ocupar puestos en países más problemáticos de los que ahora ocupan, esto es, que un embajador destinado cómodamente en Washington o una ciudad del Viejo Continente podría acabar en algún destino del Tercer Mundo, como Nigeria o Pakistán.

Un centenar serán los afectados de forma más inmediata, si bien, en los próximos años esta reforma puede llegar a afectar a un tercio de los más de 6.400 diplomáticos de carrera con que cuenta el Departamento de Estado. La plantilla de la delegación estadounidense en España también se encontrará afectada por este cambio, ya que el nuestro, sigue siendo uno de los destinos "apetecibles" para los diplomáticos.

Dentro de las reformas propuestas por Rice se encuentra también el que Estados Unidos cuente con oficinas de representación -que cuenten con un solo funcionario- en ciudades no capitales, ya que, según la titular de la Secretaría de Estado "hay más de doscientas ciudades en el mundo con más de un millón de habitantes donde EE.UU. no tiene presencia formal".

En el ámbito interno, los méritos para llegar al ascenso en la carrera diplomática -en Estados Unidos las embajadas más golosas se otorgan como recompensa por favores políticos- estarán directamente ligados al hecho de haber prestado servicio en lugares peligrosos y se requerirá el dominio de dos lenguas extranjeras -especialmente, minoritarias (urdu, farsi, árabe, etc.)-. Por otro lado, Condoleezza Rice apuesta también por una mayor diversidad racial dentro del servicio exterior -excesivamente copado por hombres blancos anglosajones- y un mejor reparto de sus miembros, ya que considera incomprensible que un país como Estados Unidos tengas más diplomáticos en Alemania, con una población de 82 millones de habitantes, que en la India, donde viven mil millones de personas.

Algunas fuentes estadounidenses afirman que estos cambios, pese a que puedan ser "frustrantes" para algunos diplomáticos veteranos que "busquen destinos tranquilos", responden a una "importante y largamente necesitada transformación de la política exterior de Estados Unidos".

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03