Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

El consistorio afirma que fue 'confiscada' por el Duque de Lerma en 1605 para bautizar a Felipe IV

 

El ayuntamiento burgalés de Caleruega reclama la propiedad de la pila bautismal de Santo Domingo de Guzmán

 - Esta pila ha sido utilizada desde hace 400 años únicamente en los bautizos de Infantes y Príncipes de España y se pudo admirar por última vez en la administración de este sacramento a la Infanta Leonor

 

 [13 de marzo de 2006]

¿A quién pertenece la pila de Santo Domingo de Guzmán? La propiedad de esta reliquia, usada desde hace 400 años únicamente para bautizar a Infantes y Príncipes de España, está siendo actualmente reclamada "de forma oficial" por el Ayuntamiento de Caleruega, en la provincia de Burgos, que ha anunciado que abrirá un expediente jurídico para recuperarla.

Según una información difundida recientemente por la agencia Efe, el alcalde de la localidad burgalesa, José Ignacio Delgado defiende que esta pila pertenece al Monasterio Real de Santo Domingo de Caleruega -aunque se encuentre custodiada en el Monasterio de Santo Domingo el Real de Madrid- y pretende garantizar el regrese a su lugar de origen si el monasterio en el que actualmente se encuentra cerrase sus puertas. El primer edil, afirmó igualmente que con motivo del bautizo de la Infanta Leonor -última en usar esta pila- el consistorio ya había realizado la pertinente reclamación. En su defensa, el Ayuntamiento de Caleruega afirma que fue el Duque de Lerma quien en 1605 confiscó la pila y la trasladó a Valladolid para bautizar allí al que luego fue Felipe IV, desde donde fue llevada posteriormente a Madrid y depositada en el Monasterio de Santo Domingo el Real de las Dominicas.

Quien da el nombre a esta reliquia, Santo Domingo de Guzmán, nació en Caleruega en 1170 y fue el fundador de la Orden de los Predicadores, también llamada de los Dominicos -una orden que integran tanto frailes como monjas-, santificado por el Papa Gregorio IX en 1234. Según el alcalde burgalés, esta pila -de piedra blanca no tallada y cubierta en gran parte de plata con adornos dorados, que ostentan las armas Reales y los escudos de la Orden de los Dominicos- pertenecía a la parroquia de su localidad, ya que en ella fue bautizado Santo Domingo.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03