Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Fernando del Arco, experto en Heráldica y Vexilología, catalogó más de 200 blasones para la realización de un libro en 1997

 

Heráldica en piedra, un 'tesoro' que escasea

 - Testigos mudos de la historia de la heráldica y de la evolución del arte, hoy corren serio peligro de extinción por su mala conservación y los efectos de la contaminación

 

 [17 de enero de 2006]

 

Blasón que adorna el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares, uno de los más impresionantes de toda la Comunidad de Madrid, con cuatro metros de alto por tres de anchoEste martes se hace eco el diario EL PAIS de la nefasta situación por la que están pasando más de un centenar de blasones y escudos de piedra que hasta hoy -en mejor o peor estado- engalanan algunas fachadas de la capital de España. Estos escudos, pregoneros de los moradores que habitaban dentro de las paredes que adornan, son no sólo testigos mudos de la historia de España y la evolución del arte, sino piezas claves para el estudio de la heráldica. Sin embargo, la actual contaminación y su mala conservación están haciendo que, rápidamente, desaparezcan.

El artículo recoge las declaraciones de Fernando del Arco, presente de una asociación del Ateneo dedicada al estudio de los blasones, la vexilología y los emblemas. Del Arco, que en 1997 catalogó más de 200 de estas obras de arte heráldico para la consecución de su libro Labras heráldicas de la Villa de Madrid, denuncia ahora que más de un tercio de aquellos que consignó ya han desaparecido.

Desde esas líneas se pide la intervención de las instituciones públicas para preservar la conservación de estos blasones, de los que algunos de los más antiguos -datan de 1470- se encuentran en la Plaza de la Villa frente al Ayuntamiento de Madrid y en la puerta que da acceso a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, bajo la Torre de los Lujanes. De la etapa medieval queda un reducido testimonio en el pórtico de San Jerónimo el Real, en piedra caliza y muy amenazados por el tiempo, las obras y la polución. Más recientes, del siglo XVII son muchos de los escudos dispersos que aún adornan muchos edificios del centro de la ciudad, sobre todo en el conocido barrio de los Austrias... y así, un largo etcétera. Sería una lástima que se perdiera este vínculo de unión con el pasado y la historia.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03