Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Tres jóvenes protagonizaron la 'semikah', la ceremonia de ordenación del rabino, en la sinagoga de Dresde

 

Solemnidad y recuerdo en la primera ordenación judía en Alemania tras el Holocausto

 - El rabino no es un sacerdote, es el profesor y ministro del culto y representante de la comunidad ante las autoridades civiles

 

 [19 de septiembre de 2006]

 

De "momento histórico" y no es para menos, ha calificado la sociedad alemana y no sólo ella, la ceremonia que tuvo lugar el pasado 14 de septiembre en la ciudad de Dresde. Por primera vez desde el Holocausto, el suelo alemán era testigo de la ordenación de un rabino judío. Y no sólo uno. Tres jóvenes estudiantes del Colegio Abraham-Geiger de la Universidad de Postdam fueron ordenados como tales por el rabino Walter Jacob, oficiante de una ceremonia cargada de solemnidad y recuerdos: el alemán Daniel Alter, el checo Tomás Kucera y el surafricano Malcom Mattiniani.

Trescientos invitados de honor no quisieron perderse este acontecimiento, entre ellos, la ministra alemana de Educación, Annette Schavan; los primeros ministros de Brandeburgo y Sajonia; la presidenta del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Charlotte Knobloch y numerosas autoridades políticas, religiosas y del ámbito social.

Entre los presentes, colocados en lugar destacado, como obedece a su grado, 25 rabinos venidos de Estados Unidos, Israel, Suráfrica, Reino Unido, Holanda y la República Checa. Valía la pena el desplazamiento si se tiene en cuenta que, según las estimaciones, la última ordenación en suelo alemán se produjo en 1942, antes de que los nazis cerraran la Escuela Superior de Ciencia del Judaísmo de Berlín. Los fieles, cubiertos como mandan las leyes judías con la kipá, asistieron emocionados a esta ceremonia, tan importante para su religión.

La capital alemana no pudo ser testigo de la misma, ya que su sinagoga está actualmente en proceso de reforma, pero la elección de Dresde también estaba cargada de simbolismo, ya que su templo se edificó tras la caída del Muro en el mismo lugar de otra sinagoga incendiada en 1938.

A través de la semikah o ceremonia de ordenación del rabino, los tres jóvenes estudiantes han alcanzado ese grado y ejercerán no de sacerdotes, si no de profesores y ministros del culto además de ser los representantes de sus respectivas comunidades ante las autoridades civiles del lugar en que se encuentren. Sus deberes a partir de ahora serán los de instruir en la fe a su asamblea de fieles y tomar decisiones relativas a las cuestiones legales judías.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · C/ Duque de Alba, 15 - 1º · 28012 Madrid · 91 310 18 03