Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

La concesión del Collar y las Grandes Cruces se hizo pública en el BOE nº 96, del 22 de abril

 

Los Reyes de Jordania y los ex ministros José Bono y Mª José San Segundo, nuevos miembros de la Real y Distinguida Orden de Carlos III

 - Con nuevo reglamento desde octubre de 2002, esta es la "más alta distinción honorífica entre las Órdenes civiles españolas" y por su creación, en 1771, la segunda en orden de precedencia tras la del Toisón de Oro

 

 [25 de abril de 2006]

 

Detalle del Collar de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos IIIEl pasado 21 de abril, varios Reales Decretos del Consejo de Ministros aumentaban el número de miembros de una de las más antiguas Órdenes españolas, la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III. El nombramiento se hizo público al día siguiente, en el Boletín Oficial del Estado: Sus Majestades el Rey Abdulah II y la Reina Rania de Jordania han sido condecorados con el Collar y la Gran Cruz, respectivamente. Así mismo, han recibido la Gran Cruz los ex ministros del gobierno socialista, José Bono Martínez y María Jesús San Segundo Gómez de Candiñanos. En el caso de los monarcas jordanos, los encargados de portales dichas condecoraciones fueron ayer SS. MM. los Reyes de España, actualmente en viaje oficial a Jordania.

Tras la aprobación del nuevo reglamento, el 11 de octubre de 2002, que derogó todos los anteriores, queda definida esta orden como "la más alta distinción honorífica entre las Ordenes Civiles españolas, y tiene por objeto recompensar a los ciudadanos que con sus esfuerzos, iniciativas y trabajos hayan prestado servicios eminentes y extraordinario a la Nación". El Presidente del Gobierno, tras su toma de posesión, es investido como Caballero -o Dama- Gran Cruz de la Orden y actúa en calidad de Gran Canciller, por ello, todos los títulos concedidos deben llevar su firma. La Cancillería tiene su sede en la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno y es ésta la que tramita todas las propuestas de concesión. Lo que mantuvo el reglamento de 2002 fueron las cinco categorías -tanto para hombres como para mujeres- que estipulara el anterior del año 2000: Collar, Gran Cruz, Encomienda de Número, Encomienda y Cruz.

¿Quien puede recibir esta distinción?

En este último reglamento quedó estipulado que sólo pueden recibir la categoría de Collar los miembros de la Familia Real, los jefes de Estado o de Gobierno y aquellas personas que lleven más de tres años en posesión de la Gran Cruz. En el caso de extranjeros, esta distinción (Collar) puede entregarse a soberanos (el Rey Abdulah II entraría en esta categoría), jefes de Estado, príncipes de sangre real y presidentes del Gobierno.

En el caso de la Gran Cruz, ésta puede otorgarse a presidentes del Congreso o Senado, presidentes del Tribunal Constitucional y Supremo, presidentes del Consejo General del Poder Judicial, ministros del Gobierno (categoría a la que quedan adscritos tanto Bono como San Segundo), altas autoridades del Estado o aquellos que lleven tres años en posesión de otra Gran Cruz española.

Aquellos agraciados con esta distinción conservan varios privilegios: honores palatinos, vestir uniforme (trajes y mantos ceremoniales) y gracias espirituales -éstas sólo si son además católicos-. En el caso del Collar y de la Gran Cruz aquellos que la lucen reciben el tratamiento de Excelencia.

La segunda en el Orden de Precedencias

Esta orden fue creada por Carlos III en 1771 y es precisamente su año de creación el que la convierte en la segunda más antigua de España y por detrás del Toisón de Oro. Si tenemos en cuenta que ésta es precisamente la razón en que se base el orden de precedencias entre las Órdenes, estaremos ante la segunda más relevante.

En su inicio fue considerada una orden "de collar y de fe" con raíces nobiliarias y religiosas, sin embargo, en 1847 fue secularizada y convertida en Orden de Mérito. A partir de su creación, su estructura y ceremonias (en este sentido hay que tener en cuenta que ésta junto a las del Toisón de Oro, María Luisa e Isabel la Católica son las únicas que cuentan con un detallado ceremonial para la celebración de capítulos, asambleas y en especial, para el acto de investidura de nuevos miembros) inspiraron a las restantes Órdenes españolas. En sus inicios introdujo en nuestro país grados que aquí aún no se manejaban: Gran Cruz, Caballero, Pensionado y Caballero Supernumerario. En los años posteriores se irían añadiendo y modificando las categorías.

Un poco de historia

Gran Cruz (anverso y reverso)La Real y Distinguida Orden de Carlos III fue la primera orden nacional española. Su creación por el monarca en 1771 vino motivada por el nacimiento, el 19 de septiembre de ese año, del primer infante del Príncipe de Asturias: Carlos Clemente. El soberano quiso con la institución de esta orden (era muy aficionado a las órdenes de caballería) dejar constancia pública y permanente de su agradecimiento al Altísimo por el hecho de haberle dado por fin un hijo.

La tituló de Carlos III y la hizo acompañar de los adjetivos distinguida y española y la puso bajo el patrocinio de la Virgen María en su Misterio de la Inmaculada Concepción, de la que era muy devoto. Posteriormente se declaró jefe y soberano de la misma, estableciendo además que "deban serlo perpetuamente los Reyes de España", sus sucesores.

La historia de esta orden ha estado vivamente influenciada por los avatares históricos (la ocupación francesa, el sexenio revolucionario, las repúblicas...etc.) desapareciendo incluso en algunos periodos. Su antigua estructura y reglamentos no sufrieron un marcado aperturismo hasta casi final del siglo XX, ya que no fue hasta 1983 cuando se permitió -mediante Real Decreto de 4 de agosto- la entrada en la orden a las mujeres, para la que en ese momento se establecieron los grados de: Banda de Collar, Banda y Lazo de Dama. Sólo dos señoras habían roto la anterior masculinidad de la Orden, la Reina doña Sofía -que la recibió con motivo de su matrimonio con don Juan Carlos- y la Reina Isabel II, que fue la suprema autoridad de la orden -Gran Maestre- durante los 35 años de su reinado (1833-1868).

Para más información sobre ésta y demás órdenes y condecoraciones españolas: Las Órdenes y Condecoraciones civiles del Reino de España, una obra de Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila y Fernando García-Mercadal, editada por Boletín Oficial del Estado y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03