Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

En la organización de actos es tan necesario el discurso icónico como el verbal

 

Los signos no lingüísticos en los eventos especiales

 - En la organización de actos es tan necesario el discurso icónico como el verbal para obtener un óptimo resultado de los mismos

 

 [28 de marzo de 2006]

 

Zona íntimaLa conexión que existe entre proxémica y ceremonial en lo que a organización de actos se refiere es indudable. Actuando juntos logran que un actos aparezca a ojos del espectador como un espectáculo teatral en el que los demás ven la trama que los organizadores han preparado previamente.

Este artículo, que firmara la experta argentina Sandra Bustamente, Directora del ISHyR, Rosario (Argentina), reflexiona sobre las posibles conexiones que existen entre la proxémica y el ceremonial en la organización de ciertos actos o acontecimientos especiales. La comunicación no verbal, entendida como un intercambio de información a través de signos no lingüísticos, ayuda a interpretar todos aquellos mensajes que no se expresan con el lenguaje verbal y que de una u otra manera tienen incidencia en la comunicación verbal. 

La proxémica

La proxémica contribuye a la creación de escenarios adecuados en la organización de diferentes actos, a la correcta distribución de los espacios, la asignación adecuada de los sitios (las normas del adentro hacia fuera, de la derecha e izquierda), del sitio de la presidencia que marca el tipo de legitimación del poder existente y que da lugar a la búsqueda de un lugar adecuado para la autoridad, la selección de las personas constituirán la presidencia, las distancias entre ellas y entre la presidencia y el resto del auditorio, etc. El uso que hagamos del espacio (el propio o el de los otros) puede afectar dramáticamente nuestra capacidad para conseguir ciertas metas deseadas de comunicación.

Zona personalDentro de la proxémica se contemplan tres dimensiones: una física, una segunda psicológica y una tercera teleproxémica. En estas líneas se plantean de modo resumido las nociones que presenta la autora de todas ellas, que sin embargo, se encuentran completamente desarrolladas en el artículo titulado del mismo modo que apareció en el número 35 de la Revista Internacional de Protocolo (Abril, Mayo, Junio 2005) y que se puede consultar pinchando en el link anterior.

Dimensión física: Se refiere a cómo el hombre utiliza el espacio, y cómo esto influye en su capacidad de relacionarse con otros, de sentirse lejano o cercano. Dentro de esta dimensión se contemplan cuatro zonas: la zona íntima (15 a 45 cm.), la zona personal (46 a 122 cm.), la zona social (123 a 360 cm.) y la zona pública (más de tres metros). Relacionada íntimamente con este concepto está la idea de defensa del territorio, muy importante también en los actos, en los que se usan marcas para ocupar o reservar ese espacio personal, espacio que cambia según la cultura en la que estemos inmersos, idea de gran interés que resalta y analiza ampliamente la doctora Bustamante.

Dimensión psicológica: Esta dimensión provoca que se relativice la distancia física en favor de la proximidad psicológica, logrando que muchas veces se haga próximo lo que está lejos. Un ejemplo claro se ve en quien acude a escuchar un discurso político y logra sentirse cerca de su líder aunque no tenga  proximidad física o incluso lo vea a través de la televisión.

Dimensión teleproxémica: Se refieres a que todo al mismo tiempo es real y virtual, como puede ser la comunicación a través de internet.

Esta ciencia, en todas sus dimensiones está presente en los diferentes momentos por los que pasa la organización de un acto. Sandra Bustamante no sólo explica la importancia que tiene sino que ofrece concretos parámetros de aplicación.

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03