Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Alan Robert Gilchrist analizó el protocolo y ceremonial de los emperadores del Méjico precolombino

 

El rico y extenso ceremonial azteca

 - Las formas ceremoniales vinculaban a los individuos con el panteón religioso

 

 [30 de mayo de 2006]

 

Si un lector ávido de historia y de nuevas enseñanzas en lo que a protocolo se refiere hojea el número 12 de la Revista Internacional de Protocolo encontrará un interesante relato en forma de artículo sobre el rico y extenso ceremonial de un pueblo que se estableció en el valle de México a comienzos del siglo XIII: los Aztecas. Su autor, Alan Robert Gilchrist va más allá del mero dato y ofrece al lector todo lujo de detalles sobre unas formas ceremoniales que vinculaban a los individuos con el panteón religioso.

Los aztecas vivían en una sociedad piramidal fuertemente estratificada, lo que proporcionaba la interrelación protocolaria de cada estamento; contaban, igualmente con numerosas instituciones, algunas de ellas casi incomprensibles para la concepción moderna. A todas ellas hace referencia Robert Gilchrist, explicándolas y haciéndolas menos incomprensibles. Analiza las relaciones entre la base de esa sociedad, constituida por esclavos y siervos, y los distintos peldaños de la misma: los plebeyos o macehualtín, que eran hombres libres y se constituían en grupos de familias llamados calpulli y la nobleza hereditaria o los pipiltín, titular de la burocracia superior del sistema imperial azteca y miembros del consejo que asesoraba y elegía al emperador.

Una de las cosas más curiosas que explica el artículo "El Ceremonial Azteca" es la existencia, influencia y poderes del gobernante paralelo, el serpiente femenino, con que contaban los aztecas y que fue desconocido y, por tanto, ignorado por los conquistadores españoles. Este, con poderes paralelos a los del emperador era también miembro del linaje real y era quien tenía jurisdicción sobre los asuntos internos de la capital azteca.

El fuerte sentido religioso de los aztecas conllevó un completo ceremonial. Sus mitos, ritos y sacrificios constituyen una parte importante del relato de este experto que se sumergió en los secretos de este pueblo increíble. Finalmente, como ejemplo de ceremonia, relata al detalle la celebración -explicando el significado de cada detalle- del bautizo real en la civilización azteca, un bautizo que comenzaba en el mismo momento del alumbramiento, que varía según fuera varón o hembra el recién nacido y que contaba con la participación de todos los hijos del rey, así como del personal de palacio.

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Pza. Sta. Bárbara, 10 - 1º · 28004 Madrid · 91 310 18 03