Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

El Rey inaugura la IX Legislatura en un acto lleno de solemnidad y con el protocolo reservado para estos actos

- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Félix Sanz Roldán, fueron los encargados de recibir a los Reyes a su llegada al Congreso en un vehículo precedido por el Escuadrón de Lanceros de la Guardia Real

 

 [17 de abril de 2008]

 
rey.jpg

El valor de la palabra, el respeto y la importancia del diálogo fueron las grandes ideas lanzadas por el Rey Don Juan Carlos y por el presidente de las Cortes, José Bono, en la apertura de la IX Legislatura, y algunos líderes políticos se han apresurado a ponerlas en práctica a las puertas del Congreso de los Diputados. Con todas las miradas puestas en los cinco nuevos ministros que ayer se sentaron por vez primera en el banco azul, el acto de apertura de la Legislatura transcurrió conforme a lo previsto, dentro de la solemnidad y el protocolo reservado para estos actos.

La sesión comenzó con el Himno Nacional, una de las pocas ocasiones en las que puede verse a todos los diputados y senadores puestos en pie, y en completo silencio, en el salón de sesiones. Y eso que las dimensiones del hemiciclo les han hecho sufrir estrecheces; los 350 diputados han tenido que repartirse su espacio con 264 senadores, y a alguno se le ha visto sacar una pierna o desplazar su silla hacia el pasillo para buscar holgura.

Mientras esperaban la entrada de los Reyes, las conversaciones se sucedían junto al banco azul entre los nuevos ministros y los más veteranos con muchas sonrisas, besos y abrazos. También se hablaba mucho en las bancadas. Los parlamentarios se habían situado a ojo pero siguiendo la habitual distribución de los grupos, es decir, con el PP a la derecha, el PSOE a la izquierda y los nacionalistas en el centro.

Y en el patio, los periodistas no dejaban de buscar a los que serán nuevos protagonistas de la Legislatura: parlamentarios, ministros y especialmente a la nueva secretaria de Estado de Comunicación, la periodista Nieves Goicoechea, que sucede en el cargo al ahora diputado socialista Fernando Moraleda.

 

Saludo a la Familia Real

Finalizada la sesión, los miembros del nuevo Gobierno socialista, diputados y senadores, las altas instituciones del Estado y otros invitados, más de setecientas personas, saludaron a la Familia Real en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio de las Cortes. Los Reyes, los Príncipes de Asturias y las Infantas Elena y Cristina dieron la mano, uno a uno, a los asistentes a este acto que marca el inicio de la actividad parlamentaria. Ésta es la primera vez que la Princesa de Asturias participa en esta ceremonia como miembro de la Familia Real, ya que en la apertura de la anterior legislatura era prometida de Don Felipe. El Duque de Palma, Inaki Urdangarín, esposo de la Infanta Cristina, no ha acudido a esta cita por encontrarse en viaje de trabajo en el extranjero.

El presidente del Gobierno inició el saludo seguido de los altos representantes del Tribunal Constitucional, María Emilia de las Casas; del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando, y de los miembros de su Ejecutivo encabezado por los vicepresidentes María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes.

Los ministros, los que repiten y los nuevos, estrecharon las manos de la Familia Real. La ministra de Defensa, Carme Chacón, recibió gestos de carino por parte de los Reyes y sus hijos, no sólo por ser la primera mujer al frente de las Fuerzas Armadas, sino también por su avanzado estado de gestación.

Bibiana Aído, la encargada de la cartera de Igualdad y la más joven ministra de la historia espanola, con espontaneidad ha respondido al saludo de la Princesa y las Infantas cogiendo con sus dos manos las de ellas.

El nuncio del Vaticano, Manuel Monteiro de Castro, decano del cuerpo diplomático; algunos presidentes autonómicos, ex presidentes del Congreso y del Senado, el presidente del PP y diputado, Mariano Rajoy, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y diputados y senadores, a excepción de los representantes de ERC, pasaron por la fila de saludo.

Tras la fotografía de familia, la Familia Real ha presidido el desfile militar en la Carrera de San Jerónimo a cargo de una agrupación de los tres ejércitos que pone fin a la ceremonia de apertura de la IX Legislatura.

 

La llegada de los Reyes

Antes de todo lo relatado, hay que decir que en el Congreso de los Diputados todo estaba preparado para recibir a los Reyes a mediodía, cuando estaba previsto el inicio de la solemne sesión de apertura de la IX Legislatura que presidió el Jefe del Estado.

En el Palacio de las Cortes y en sus aledanos se ultimaban los detalles para una vistosa ceremonia. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Félix Sanz Roldán, fueron los encargados de recibir a los Reyes a su llegada a la Carrera de San Jerónimo en un vehículo precedido por el Escuadrón de Lanceros de la Guardia Real.

Después, Don Juan Carlos pasó revista a un batallón de los tres Ejércitos, que le rindió honores, y junto a la Reina saludó al presidente del Congreso, José Bono, al del Senado, Javier Rojo, y a los miembros de las Mesas de Ambas Cámaras. A continuación, todos ellos se dirigieron al interior del hemiciclo, donde sonó el himno nacional antes de comenzar la sesión. Tres cuartos de hora antes del comienzo de los actos, ya había llegado al Congreso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien coincidió en la puerta con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

Aunque la zona próxima al Palacio de las Cortes estaba acordonada y sometida a rigurosos controles policiales, algunas personas se situaron en los aledanos, fuera del cordón de seguridad, para contemplar la ceremonia, en una manana soleada. (REDACCIÓN EIP)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1o ! 28012 Madrid ! 91 310 18 03