Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

La bandera de San Jorge ondea por vez primera en Downing Street

- Un nuevo decreto establece que las banderas de las naciones que constituyen el Reino Unido luzcan en la fachada de la residencia del primer ministro británico con ocasión de sus respectivos días nacionales

 

 [28 de abril de 2008]

 

Los ingleses celebran con abundantes tragos de cerveza el día de San Jorge, mientras que la bandera del santo patrón -una cruz roja sobre fondo blanco- ondeará por primera vez, junto a la británica, en el número 10 de Downing Street. Un nuevo decreto establece que las banderas de las naciones que constituyen el Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- ondeen en la fachada de la residencia del primer ministro británico con ocasión de sus respectivos días nacionales.

En el caso de Irlanda del Norte, las comunidades católica y protestante están, sin embargo, tan divididas que no se han puesto aún de acuerdo en una bandera común. El primer ministro, Gordon Brown, él mismo de origen escocés, ha recomendado que se ice además la bandera de San Jorge junto a la británica en todos los edificios públicos que tengan dos mástiles.

Si sólo hay un asta, sólo podrá utilizarse la bandera de la Unión, que tiene preferencia sobre el resto, y en cualquier caso la Union Jack tendrá que ocupar siempre el mástil superior.

Esa profusión de banderas británicas e inglesas contrasta con la ausencia, siempre sorprendente a ojos de un europeo continental, de las estrellas de la Unión Europea, que parecen anatema en este país hasta el punto de que sólo se las ve ondear en las embajadas extranjeras.

Pese a todo, San Jorge no es la figura que mejor representa el orgullo inglés, según un sondeo publicado, sino que ese honor corresponde al primer ministro británico Sir Winston Churchill.

Un 30 por ciento de los participantes en la encuesta, organizada por una conocida fábrica cervecera, votó por Churchill; un 21 por ciento por San Jorge; sólo un 10 por ciento por el almirante Nelson y, menos aún, un 8 por ciento, por William Shakespeare.

Claro que el autor de Hamlet puede reposar tranquilo en su tumba porque menos votos sacaron aún la Reina Victoria, un 3 por ciento; el físico Isaac Newton, 2 por ciento, y el gran novelista victoriano Charles Dickens, uno por ciento.

Sea como fuere, para honrar a San Jorge, el auditorio del Royal Albert Hall londinense ofrece hoy música clásica de compositores ingleses, incluido el patriótico Land of Hope and Glory, con música de Edward Elgar, que se usa como himno de Inglaterra en los Juegos de la Commonwealth.

En el Támesis, a la altura del famoso teatro Globe, reconstrucción del original isabelino, un teatro flotante subirá por el río, mientras que en la plaza de Trafalgar, frente a la Galería Nacional de Arte, se ha instalado un mercado de alimentos al aire libre.

Un patriótico y millonario empresario, David Haythorthwaite, fundador del grupo Tangerine, que fabrica comida para animales de companía, incluso ha dado un día de fiesta a sus empleados y ha animado a otros jefes a seguir su ejemplo.

Los fabricantes de banderas, gorros de plástico y otros objetos con la cruz de San Jorge dicen que las ventas han aumentado un 50 por ciento este ano, y los pubs tratan de atraer a la clientela exhibiendo ese tipo de ensenas, un poco como ocurre el día de San Patricio con los irlandeses.

Marcus Stafford, de la England Society, negó, sin embargo, a la prensa que todo sea negocio este día y explica que los ingleses han comenzado a darse cuenta de que "viven en Inglaterra y no en una región de la Unión Europa".

El nuevo nacionalismo de galeses, pero sobre todo de los escoceses, que han llevado al poder en las últimas elecciones al independentista Alex Salmond, ha contribuido al surgimiento del nuevo y aún tibio nacionalismo inglés.

La bandera de San Jorge había estado asociada hasta hace poco con el ultraderechista British National Party, pero cada vez más ciudadanos de todas las ideologías tratan de reivindicarla.

English Heritage, la organización encargada de la conservación del patrimonio nacional inglés, encargó al poeta Brian Patten escribir unos versos dedicados al Día de San Jorge.

El poema incluye versos como estos: "Celebremos este día los valles ingleses banados de luz, el verde fuego de paisaje, los lagos que se estremecen de encanto". (AGENCIA EFE)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1o ! 28012 Madrid ! 91 310 18 03