Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Un complejo evento llamado 'debate electoral'

- Un nutrido y experto grupo de técnicos prepara los esperados debates entre los dos principales líderes a la presidencia de Espana con todo lujo de detalles para mostrar a un amplísimo auditorio exclusivamente televisivo una imagen totalmente neutral en la escenografía utilizada

 

 [20 de febrero de 2008]

 

La Academia de la Televisión en Espana fue designada por los dos partidos políticos implicados (PP y PSOE) para organizar dos debates electorales que sin duda representarán los actos estelares de la campana electoral para las elecciones presidenciales del 9 de marzo de 2008.

En este sentido, para llegar al conceso entre ambas partes, los técnicos que planifican el evento lo preparan todo al máximo detalle para mostrar una imagen totalmente neutral en la escenografía utilizada. Absolutamente cada aspecto del debate ha sido discutido en reuniones a tres, es decir, las partes intervinientes (partidos políticos) y la Academia. En este sentido, lo primero a discutir es qué cadena emitirá el histórico evento (aunque en realidad son dos, ya que aunque se utilice el singular, el debate en sí tendrá una primera parte la próxima semana, y una segunda parte la semana siguiente). Para ello, y siguiendo siempre la máxima de no favorecer ninguna de las partes, la senal será en abierto (que no gratuita), para que las cadenas que deseen emitirlas puedan hacerlo. Hasta ahora han confirmado únicamente tres cadenas nacionales la emisión de los debates.

Otro de los puntos a debatir ha sido el lugar de celebración. Tras varios días buscando localizaciones apropiadas se ha elegido un espacio de IFEMA para el primer encuentro y el Palacio Municipal de Congresos de Madrid para el segundo. La dificultad en este sentido ha sido, en primer lugar, tener en cuenta que, aunque no cuente con público en directo, hay que hacer el traslado entero de los elementos de producción: decorados, cámaras, atrezzo, etc. Así como habilitar la sala de prensa correspondiente desde la que unos 200 periodistas acreditados transmitirán sus crónicas a los medios para los que trabajan.

Uno de los factores que mayores quebraderos de cabeza ha dado ha sido la cuestión de la moderación. Si bien la función del moderador no se basa en la intervención política, si es cierto que su figura es muy importante dentro de la representación completa del evento. Había que buscar por tanto dos figuras (puesto que son dos debates) que representaran cierta neutralidad política, con experiencia en el tratamiento de este tipo de debates y, dada la importancia que se da hoy en día a la igualdad de género, los moderadores debían ser un hombre y una mujer. Y así ha sido. El primer debate (25 de febrero) lo moderará Manuel Campo Vidal y el segundo (3 de marzo), Olga Viza.

Los candidatos no acudirán solo. En el propio espacio del plató se encontrará, aparte del personal técnico mínimo necesario para la realización, un equipo asesor para cada uno de los debatientes, que de seguro tomarán nota de todo lo que se diga para, en caso de necesidad, aconsejar a su representante.

Establecido por tanto donde será, cuándo se llevará a cabo, quién lo moderará y qué televisiones lo emitirán, quedan aspectos como el contenido, algo que ya negociaron los propios partidos políticos. Cada debate estará dividido en cinco bloques. Ahora lo único que queda al equipo de producción del evento es crear el espacio idóneo para el desarrollo de los mismo.

En primer lugar, hay que establecer el cómo será el decorado. En este caso se trata de una decoración sobria, con una trasera de color gris metalizado, en un plató circular de doce metros de diámetro. En la parte trasera se colocará el logo del evento (creado específicamente para este fin), así como una imagen de la portada del Palacio de la Moncloa, lugar al que aspiran llegar los dos candidatos, y que representa la Presidencia de Espana. La elección del color y de las imágenes fue aceptada debido a la neutralidad que presentan estos elementos.

La mesa, otra de las discusiones llevadas a cabo a la hora de montar el escenario será finalmente cuadrada, con una base en forma de aspa y cuatro tableros triangulares. De esta forma lo que se representa es al moderador en la parte central (mirando al frente), y a los candidatos a cada lado de la mesa, dejando el triángulo más cercano al "público" vacío. Además, el color crema ha sido elegido por su contraste con el decorado sobrio, de forma que resalta de manera adecuada. El suelo del plató también tendrá un color similar.

Unas 20 cámaras cubrirán el evento, cada una orientada a conseguir un plano específico: de cara, de medio cuerpo, plano de detalle, plano general, plano aereo, etc. A partir de ahí, el realizador (Fernando Navarrete con ayuda de Tatxo de la Calle) se encargará de mostrar en cada momento los aspectos más importantes y la mejor imagen de los dos debatientes. Unos 70 proyectores de luz suave de 200 kilowatios se encargarán de dar el toque final de ambientación a estos momentos que se retransmitirán a toda la nación, en el que se resaltará más la figura de los candidatos que el decorado en sí.

En cuanto al tiempo de actuación de cada uno, algo fundamental en este tipo de encuentros, se dispondrán de relojes de precisión profesional usados en la medición de partidos de baloncesto. El cronómetro, situado en el centro de la mesa solo podrán ser observados por los propios candidatos, y supervisado por un equipo de controladores de la Federación Espanola de Baloncesto y la ACB (quienes además ceden el material para el cronometrado) Cada candidato hablará primero tres minutos, y luego abordarán los bloques temáticos acordados, en intervenciones de dos minutos para cada uno, y cuyo apartado finalizará con conclusiones de un solo minuto, cerrando el debate con intervenciones de otros tres minutos para cada candidato.

El comienzo de la retransmisión será pasadas las 21 horas, aunque el debate en sí no empezará hasta las 22.07, y durará hasta las 23.45 con 5 minutos de descanso.

Todo ajustado por sorteo

Hay muchos otros interrogantes en cuanto a la disposición de los candidatos y el turno de palabra. Todos esos detalles han sido cerrados mediante sorteo. Los fotógrafos tendrán oportunidad de acceder al plató antes y durante el descanso del evento. Por lo tanto, uno de los puntos a fijar sería quien llegaría primero. También se discute quien empezará el turno de palabra de los tres minutos de introducción con los que cuenta cada uno, cerrando el debate el que no lo haya abierto. También estaba en discusión quién se sienta a la derecha y quien a la izquierda.

Todos estos matices difíciles de resolver fueron sorteados, teniendo en cuenta que al tratarse de dos debates, aquel que empiece un turno (o lo finalice) en el primer debate será quien ocupe el lugar contrario en el segundo. Lo mismo ocurre con la posición de los candidatos. Quien ocupa la derecha en el primer debate será quien se coloque a la izquierda en el segundo.

Los profesionales de protocolo están acostumbrados, en mayor o menor medida a pormenorizar estos detalles en cada acto que organizan, si bien debido a la temática que ocupa este acto en este caso estos pequenos detalles deben ser considerados al máximo para que el objetivo del evento (permitir que los dos grandes frentes en política nacional y que por propia costumbre son llamados a poder ocupar el cargo presidencial puedan exponer su programa electoral de forma plena) no se vea empanado con acusaciones de partidismo o desigualdad de condiciones.

(JAVIER CAMPOS - Imágenes: www.academiatv.es)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1o ! 28012 Madrid ! 91 310 18 03