Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

Los veteranos gallegos de 1968, de todas las unidades del Ejército, renovaron su juramento a la bandera cuarenta anos después

- El emotivo acto se celebró en la Base General Morillo, en Pontevedra

 

 [20 de junio de 2008]

 

Una nutrida representación de los veteranos gallegos de 1968, tanto de reemplazo como voluntarios y milicia universitaria de Galicia que sirvieron en todas las unidades del Ejército de la época, renovaron ayer en la base General Morillo del Ejército de Tierra, en Figueirido, Pontevedra, su compromiso de fidelidad a la bandera en un emotivo acto, con motivo del "Día del Regimiento". Además de los antiguos soldados de las unidades de guarnición en Galicia, estuvieron presentes veteranos de Tropas Nómadas, la Legión, Regulares, Tiradores de IFNI y de la antigua policía territorial del Sahara.

A las 10,30, del pasado 13 de junio, en la sala noble del Cuartel General de la BRILAT, en presencia de todos los mandos, los veteranos entregaron una placa conmemorativa y un cuadro del viejo castillo de San Sebastián, en Vigo, al jefe de la unidad, en el transcurso del cual el nuestro colaborador, el profesor Fernando Ramos, promotor del encuentro de veteranos, pronunció unas palabras explicando el sentido del acto y el compromiso de los viejos soldados en defensa de los valores que marca la Constitución. El comandante de la BRILAT, general Prieto, se felicitó porque cuarenta anos después un grupo de ciudadanos conserven el amor a Espana y al Ejército en el que sirvieron, lo que sirve de ejemplo y estímulo a quienes actualmente lo forman.

Posteriormente se celebró una misa y más tarde una gran parada militar. En la misma se rememoraron las gestas del Regimiento "Isabel la Católica 29" y se impuso al estandarte de mando una corbata como reconocimiento a sus servicios en Agfanistán. Los veteranos renovaron seguidamente el compromiso de fidelidad a la bandera lo que constituyó un momento especialmente emocionante para todos.

En el acto de homenaje a los caídos, en representación de los veteranos, colocó la corona de flores el veterano vigués Ramón Barros, acompanado por una soldado y un soldado, atavíados, respectivamente con el uniforme de servicio y el del siglo XVIII. Mientras sonaba el toque de oración se fueron leyendo los nombres de los miembros de esta unidad, fallecidos en misiones internacionales al servicio de la paz. El acto militar concluyó con una gran parada y desfile del batallón Zamora y de la unidad de servicios, que formaban frente a los veteranos y la tribuna presidencial.

La brigada ofreció un vino espanol a todos los presentes, lo que brindó la oportunidad para la convivencia y el reencuentro de viejos camaradas de armas que, en no pocos casos, se veían desde hace cuarenta anos.

(FERNANDO RAMOS)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1o ! 28012 Madrid ! 91 310 18 03