Boletín de Noticias

 

 

VER MÁS TITULARES

José Luis Delgado: "Las bodas, en la mayoría de los casos, son la consagración del mal gusto"

- El experto en protocolo senaló en el taller 'Mil ideas para una boda', organizado por Don Zoilo en Ávila, que las tendencias de esta temporada giran hacía el minimalismo y a la utilización de los colores verdes pistacho, naranjas y granates

 

 [26 de mayo de 2008]

 

Disfrutar de la organización de nuestra boda para aquellos que este ano tienen pensando contraer matrimonio fue uno de los objetivos marcados en la sesión informativa organizada por el taller de floristería Don Zoilo, de la capital abulense, con la invitación a tomar un Té a todas aquellas familias que este ano tienen el compromiso de celebrar ese único acontecimiento. Numerosas fueron las futuras novias que recibieron las explicaciones de María de los Ángeles Álvarez, directora del taller, sobre arreglos florales, mostrando su nueva línea para "novias" de esta temporada, basada en los tonos verdes pistacho, naranja y granate, todo ello enmarcado en la tendencia minimalista que se está imponiendo esta temporada. Les explicó y les mostró disenos tanto del ramo de novia como de los prendidos para el novio y la decoración en los banquetes nupciales y en la Iglesia o en el Ayuntamiento, si la boda es civil.

En Mil Ideas para una Boda,  que así denominó el encuentro, también participó el experto en protocolo, José Luis Delgado, que habló sobre el Protocolo y los grandes enemigos de las Bodas. "La clave de la elegancia y el buen gusto y la forma más segura de evitar el ridículo es mantenerse en el estilo de vida que uno lleva", dijo. "La contención, que por supuesto no es lo mismo que la tacanería, es en buena medida la clave de la vuelta a la elegancia".

Las Bodas, en la mayoría de los casos, son la consagración del mal gusto, ya que ceremonias que antes estaban reservadas al ámbito familiar se han convertido en actos de refrendo social y como consecuencia en un autentico mercado económico. La recomendación que hizo José Luis Delgado fue la de personalizar la  boda,  organizándola en todos sus detalles. A lo mejor, dijo, no es la más elegante, pero indudablemente será la tuya. Y, tal y como están las cosas, eso es suficiente.

La organización de una boda exige, por otra parte, negociación constante entre las dos familias, porque en ella participan las dos (cosa que muchas veces olvidamos), y la renuncia a iniciar una pugna por poner por encima las vanidades de cada una de esas familias.

Tres son los enemigos de las bodas, dijo, Delgado, los proveedores varios (modistos, maquilladores y zapaterías), los fotógrafos y grabadores de videos, a quienes parece que les va la premisa aquella de que las bodas se hacen para ser grabadas y que se permiten el lujo de interrumpir el rito y ocupar espacios que deberían estar limpios de cualquier contaminación visual: el presbiterio y el altar, el pasillo central por el que avanzan los novios. además, para dejar bien claro que no forma parte de todo aquello, va vestido de una forma completamente impropia. Si exigimos a un camarero que vista adecuadamente, ?Por qué  permitimos que los fotógrafos acudan a las bodas con vaqueros rotos, camiseta y chaleco?, y los familiares que tienen tendencia a montar broncas y a beber más de la cuenta. Además senaló el mal uso que se hace de aquellas empresas que se dedican a organizar eventos y la mala atención que de estas reciben los novios cuando las contratan. "Parece que estas estén enemistadas con la propia institución del matrimonio".

Delgado finalizó haciéndose esta pregunta, ?Es posible disfrutar de una boda? Desde luego, no es nada fácil. Cualquier posibilidad de éxito está en proporción directa con su capacidad de contención. Si uno se deja llevar por los excesos, irremediablemente terminará sucumbiendo al sufrimiento

Por su parte, María de los Ángeles Álvarez también exhibió un buen elenco de detalles para las madrinas, tocados de novia, una gran colección de Abanicos, que vuelven con furor, y una serie de nuevos arreglos para ceremonias y disenos especiales para banquetes.

Contó igualmente con la presencia de la disenadora, Cristina Sierra, quién mostró a los asistentes una amplia oferta de invitaciones con unos disenos que iban desde el más puro estilo clásico a lo más moderno, con tipografías realmente sorprendentes. (REDACCIÓN EIP)

 

 

VER MÁS TITULARES

   
   
EIP. escuela@protocolo.com · Calle Duque de Alba 15- 1o ! 28012 Madrid ! 91 310 18 03